Foro de la MULTISERVER ACME
яєgιѕтяαтє ραяα νєя єℓ ƒσяσ ¢σмρℓєтσ
Foro de la MULTISERVER ACME

FORO Y MULTISERVER ACME
 
ÍndiceÍndice  PortalPortal  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 Pueblo infeliz...

Ir abajo 
AutorMensaje
α∂мιη ѕαη¢нєz
Graduado en post
Graduado en post
avatar

Cantidad de envíos : 247
Puntos : 16813
Reputación : 106
Fecha de inscripción : 19/09/2009
Edad : 23
Localización : Lorencia-Rejas

MensajeTema: Pueblo infeliz...   Sáb Sep 19, 2009 9:55 pm

...envilecido y hambriento, yérguete y maldice el suelo en que naciste.

El patriotismo, al igual que las religiones, es el cáncer de los pueblos y la única forma de curarnos de él es estando muertos. Las guerras apagarán todo sentimiento de amor por la nación y los sobrevivientes se encarnizarán contra las piedras como única salida a su odio acumulado. Río de ver a los profesores entonando el himno nacional en las escuelas, en los eventos solemnes o –y esto es aún más repugnante- en los partidos de fútbol y otros deportes; río de ver a los obtusos alumnos de las escuelas de educación básica hacer méritos para poder cargar la bandera nacional en las ceremonias patrias; río de ver a los pueblos, y en especial al mío, conservar a toda costa sus costumbres y tradiciones, volverse engreídos por tener ruinas arqueológicas en todo lo ancho de su territorio y porque han sabido conservar mejor sus antigüedades reales o imaginarias, o porque sus aborígenes pintorescos aún viven revueltos entre su población moderna, o porque su comida tradicional incluye menos insectos que otras, o bien porque abandonaron antes que otros pueblos el politeísmo; río de ver a los imbéciles dando gritos eufóricos por creer que viven en un país libre, democrático y rebosante de valores humanos, tendiendo inmensas banderas en la fachada de sus casas, colgando estandartes en sus automóviles, portando playeras con el escudo y los colores de la bandera, a todos esos payasos los desprecio y les anuncio que merced a la próxima catástrofe no quedará ningún monumento a sus héroes de independencia en pie.

Las escuelas serán cárceles en las que los profetas religiosos serán torturados junto a sus fieles: el planeta será repensado, pero sólo a partir de su aniquilación. La muerte es ya la dueña de nuestro mundo, nosotros adornaremos su mesa y ella se regodeará nutriéndose de nuestra sangre; para su fiesta nos afanamos, mas no como invitados sino como el platillo principal: pueblos inmolados, hombres cortados, hervidos y asados, cuyas entrañas palpitarán de amor por ser el centro de atención. Algunos dirán, mientras acarician su lábaro patrio, que para el caso puede ser una medalla de oro con el águila al centro, una moneda de diez centavos o una playera de la selección de fútbol, que ser patriota es un acto de nobleza y agradecimiento con la tierra que nos ha dado sustento, cobijo, cultura y una identidad propia, y que profanar el escudo nacional es una afrenta que merece ser castigada con el destierro, pero yo les respondería que, al igual que un indigente es capaz de acostumbrarse a la miseria de su vida, soportando las carencias, el desprecio de la demás gente, el frío y las enfermedades, agradeciendo su fortuna a su Dios y tratando de ver el lado positivo de su infortunio, así también los mexicanos son capaces de habituarse a la inmundicia que borbotea en cada rincón de este país, dando por hecho que así tiene que ser y que no existe remedio para eso.

Es inútil intentar explicar la oscuridad de nuestro entorno, las desgracias que nos torturan y la maldad de las personas esgrimiendo razones al estilo de que hemos sido desgajados de una cierta luz originaria y divina, o de que la claridad y la benevolencia innatas han quedado reducidas a causa de algún obstáculo exterior y pérfido, o de que la fuerza de nuestro espíritu no es adecuada a la magnitud del objeto que intentamos comprender, sea éste Dios o cualquier otro mamarracho. ¡Falso!, la oscuridad es absoluta y originaria, el cielo está vacío, esto se explica por el hecho de que la esencia interior y primigenia del mundo no es la benevolencia, sino solo maldad, una maldad carente de compasión. El conocimiento, que nos permite sustraernos de procurar dolor a nuestros semejantes, es de origen secundario, accidental y exterior. Por ello la mencionada oscuridad no es una mancha casualmente ensombrecida en medio de una región resplandeciente de luz y amor. Muy al contrario, el conocimiento, que no es experimentado sino por una porción muy reducida de hombres, es una luz en medio de una tiniebla sin límites, de una inmensidad tenebrosa en medio de la cual se pierde.
Volver arriba Ir abajo
 
Pueblo infeliz...
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» La maraña del engaño para justificar las necesidades más básicas y el hambre del pueblo cubano
» Moa...Un pueblo fantasma
» ¿Qué os falta en vuestra ciudad/pueblo?
» Asesinado por los montoneros en las denominadas " cárceles del pueblo".--Argentina.
» De Egipto a Tortuguitas. Aisha Salam pasó por Pueblo Chico.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Foro de la MULTISERVER ACME :: FOROS TEMÁTICOS :: LA TERTULIA-
Cambiar a: