Foro de la MULTISERVER ACME
яєgιѕтяαтє ραяα νєя єℓ ƒσяσ ¢σмρℓєтσ
Foro de la MULTISERVER ACME

FORO Y MULTISERVER ACME
 
ÍndiceÍndice  PortalPortal  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 Un Lugar Misterioso

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
α∂мιη ѕαη¢нєz
Graduado en post
Graduado en post
avatar

Cantidad de envíos : 247
Puntos : 15883
Reputación : 106
Fecha de inscripción : 19/09/2009
Edad : 22
Localización : Lorencia-Rejas

MensajeTema: Un Lugar Misterioso   Sáb Sep 19, 2009 4:33 pm



La Casa Encantada

Esta zona encantada se hallaba en el camino que iba de Manchester, en Kentucky, a Booneville, distante 30 kilómetros. La casa fue destruida en 1863 por los restos de la columna del General George W. Morgan en la retirada de sus tropas desde la grieta Cumberland al Rio Ohio.

Durante los cinco años anteriores a su destrucción, la mansión fue conocida como “la casa encantada” porque el amo de la plantación y toda su familia desaparecieron una noche sin dejar rastro de sus cuerpos en parte alguna.

Resulta aparente que la familia no se había marchado de excursión o de viaje, puesto que sus enseres caseros: ropas y provisiones, caballos del establo, ganado y negros que vivian en los barracones, estaban todos en la plantación, como siempre habían estado antes de que el plantador, su esposa y sus cinco hijos se desvanecieran en el aire.

Por muy extraña que parezca, esta fuerza desintegradora de los seres humanos pudo existir en la antigua plantación y volvió a ejercer su poder una noche tormentosa de junio de 1859, cuando el abogado McArdle y el juez Veigh intentaron guarecerse dentro de las paredes de la mansión. El juez no volvió a salir de aquel refugio.

El relato de la desaparición del juez apareció en el Advocate de Kentucky el 6 de agosto de 1876, firmado por el abogado McArdle.

Según este, tan pronto como los dos hombres penetraron en la casa, cesó inmediatamente el fragor de la tormenta. El súbito silencio fue tan sobrecogedor para los sentidos que McArdle creyó haberse vuelto sordo y ciego o que un rayo le había alcanzado justo antes de cruzar el umbral de la puerta.

Después, al recobrar los sentidos, los dos hombres exploraron la mansión.

“Una estancia estaba imbuida de una débil luminosidad verdosa –según escribió McArdle- cuyo origen no pude determinar, luz que todo lo tornaba visible, aunque no de forma definida. La verdad es que todo lo que había en la estancia eran cadáveres, en números de ocho o diez, eran de diferentes edades y tamaños, desde la niñez hasta la mayoría de edad y de ambos sexos. Todos estaban en el suelo, exceptuando uno, al parecer de una mujer joven que se encontraba sentada con las espalda apoyada contra la pared. Un bebé se hallaba en brazos de una mujer mayor. Un muchacho yacía boca abajo a través de las piernas de un hombre barbudo. Uno o dos estaban casi desnudos y la mano de una niña sostenía un fragmento de vestido que ella había desgarrado a la altura del pecho.

Los cadáveres se hallaban en diversas fases de descomposición, todos con los rostros y las figuras encogidas. Algunos no eran más que esqueletos.”

Mientras McArdle contemplaba horrorizado tan espantoso y macabro espectáculo, sosteniendo aún la puerta abierta, observó que dicha puerta solo podía abrirse desde fuera, por la parte interna no había falleba ni saliente alguno…solo una pieza lisa de hierro.

El juez Veigh no hizo caso de la advertencia del abogado y se dirigió nuevamente al centro de la habitación para poder examinar los cuerpos. Un poderoso olor llegó hasta el olfato de McArdle, quien retrocedió tropezando y cayendo, por lo que se afianzó en el borde de la puerta, cerrándola con un fuerte chasquido.

McArdle no supo nada mas hasta que recobro el conocimiento seis o siete semanas mas tarde en un hotel de Manchester. Estaba enfermo, incluso delirando, desde que unos desconocidos lo habían encontrado a bastante distancia de la casa o mansión encantada.

“Nadie creyó ni una sílaba de mi historia –escribió en abogado- , lo cual no es de extrañar. Mas ¿Quién puede imaginarse mi dolor, cuando al llegar a mi hogar de Francfort (Kentucky), dos meses después, me enteré que desde aquella noche nadie había vuelto a ver al juez Veigh…?. Entonces lamenté amargamente el orgullo que desde los primeros días después de mi recuperación me había impedido repetir la historia e insistir sobre la verdad de la misma.

Los lectores de Advocate llegaron a familiarizarse con lo que sucedió a continuación:

El fracaso ante los repetidos intentos de hallar la habitación de los cadáveres y a éstos mismos, la intención de declararme loco y mi triunfo sobre mis acusadores.

Al cabo de tantos años aún confío en que unas excavaciones, para las que no poseo el derecho legal ni el dinero suficiente para llevarlas a cabo, revelarían el secreto de la desaparición de mi infortunado amigo y posiblemente la de los antiguos propietarios de la casa abandonada y hoy ya destruida.

No desespero de poder realizar tal excavación y me apena singularmente que la misma se haya visto retrasada por la no disimulada hostilidad y la incredulidad de la familia y los amigos del juez Veigh.
Volver arriba Ir abajo
 
Un Lugar Misterioso
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Malvinas Argentinas. Iku Huasi, lugar de paseo y entretenimiento. Por Carlos Pogonza.
» Honduras tercer lugar como productor de café.
» Primer Lugar en Homicidios, a nivel mundial.
» ILUMINACION DEL LUGAR DE ACUARIO
» EL TUNEL MAS MISTERIOSO DE LA TIERRA!!!!

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Foro de la MULTISERVER ACME :: FOROS TEMÁTICOS :: ENIGMAS Y MISTERIOS-
Cambiar a: